marzo 27, 2007

Roberto Giusti // El partido soy yo

Posted in Columnas/RGiusti a 10:28 am por sucedenvenezuela

Una de ellas fue la genial improvisación de Antonia Muñoz, cuya evocación del recibimiento a Chávez en Haití la llevó a contar cómo lloró de la emoción al ver “ese poco de¿..” y ahí frenó en seco para evitar la palabra maldita
El decorado, con gran pancarta de un Chávez reflexivo (mano zurda acariciando la barbilla), el auditorio amaestrado para vocear consignas prefabricadas, la identidad de los animadores (Blanca Eekhout reivindicada luego de su intempestiva salida del canal 8 y Eustoquio Contreras, exhibido por aceptar la liquidación de su propio partido, el MEP), además de la cuidadosa selección de los oradores, (una mujer, un dirigente sindical, una joven activista, una negra, un académico), daban cuenta de la cubanización total de las puestas en escena chavistas, en esta ocasión para lanzar el partido único o PSUV.
Presagio

Farragoso, predecible y adocenado, el acto se convirtió en presagio palpable de lo que será la política venezolana del futuro inmediato: unanimidad total a la hora de esgrimir los argumentos, ditirambos desvergonzados cuando toca aludir al Jefe, los mismos lugares comunes si se trata de predecir el fin del capitalismo, la condena inevitable a los traidores que se pasaron al enemigo de clase, la monserga de todos somos proletarios y algunas singularidades que salvaron la noche del bostezo eterno.

Una de ellas fue la genial improvisación de Antonia Muñoz, cuya evocación del recibimiento a Chávez en Haití la llevó a contar cómo lloró de la emoción al ver “ese poco de¿..” y ahí frenó en seco para evitar la palabra maldita y sobreponiéndose, veloz, del aprieto, se fue con aquello de “hermanos pigmentarios). Moraleja: la palabra “negro” es peyorativa y por tanto debe desaparecer del léxico revolucionario. La otra perla fue la sentencia de Héctor Navarro, a quien no le temblaron las pestañas al proclamar, para deleite del Jefe, que “el PSUV será el partido más democrático de la historia venezolana”.
Revelación

Pero la revelación de la noche no fue la obvia, (el domingo serán intervenidos 22 latifundios, es decir, aceleración revolucionaria) sino aquella según la cual cuando EL le pidió a Fidel que no se muriera, AQUEL le respondió que su muerte ya era intrascendente y que era EL quien no podía darse el lujo de morir, para a continuación afirmar todo lo contrario: “yo no soy imprescindible”. Una clave adicional: la traición de Arias Cárdenas se justifica ante el valor de los militares el 4F, en contraste con los civiles, incapaces y charlatanes. Y otra: el carácter totalizante del PSUV pondrá fin a los vicios puntofijistas de la corrupción, el clientelismo partidista y el bochinche de los reyezuelos estadales de la descentralización porque al comienzo y, al final, “el partido soy yo y nadie más que yo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: