mayo 31, 2007

Denuncia en contra de Mario Silva

Posted in Uncategorized a 4:33 pm por sucedenvenezuela


El “locutor” habría incitado a la discriminación, la hostilidad y la violencia en el país
Toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituya incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia estará prohibida por la ley.

“Control Ciudadano para la Seguridad”, organización no gubernamental que tiene como misión promover y ejercer la contraloría ciudadana sobre los asuntos de la seguridad, la defensa y la Fuerza Armada Nacional, bajo cinco principios: el respeto de los derechos humanos, la transparencia, la democracia, la participación y el Estado de Derecho; denuncia públicamente al ciudadano Mario Silva, conductor del programa televisivo La Hojilla, que se emite diariamente en el canal 8 de Venezolana de Televisión, de incitar a la discriminación, la hostilidad y la violencia en el país.

Tómese esta denuncia expresada en un artículo de opinión del diario TalCual, como “notitia criminis”, que será remitida en su texto íntegro al ciudadano Fiscal General de la Nación, con el objeto de ser procesada y remitida a los órganos judiciales del Estado a fin de dar cumplimiento al compromiso expresado por Venezuela al suscribir el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos que prohíbe expresamente la incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia.

El ciudadano Mario Silva no tiene plena libertad –como ha sugerido el Presidente de la República– de violar los derechos humanos de los venezolanos. Ni tampoco tiene licencia para ofender a todo aquel que libremente exprese su disidencia a las políticas públicas del gobierno del presidente Hugo Chávez Frías.

El gobierno de Venezuela ha venido utilizando impunemente el “canal de todos los venezolanos” –canal 8– con el fin de hostilizar a todo aquel que decida protestar, marchar, ejercer acciones administrativas o judiciales en contra del gobierno de Chávez. Y está instrumentando descaradamente una suerte de tribunal mediático a través del ciudadano Mario Silva, y su programa La Hojilla, para cercenar los derechos civiles y políticos de un gran numero de venezolanos.

El ciudadano Mario Silva, como operador mediático del presidente Chávez, ha persistido de manera impune en un discurso de odio que promueve la división del país. Un discurso que incita a la discriminación política, a la hostilidad y a la violencia. Un discurso que estigmatiza todo gesto de disidencia y condena permanentemente como “golpista” a todo aquel que realice su queja frente al poder.

¿Que pretende el gobierno? ¿Acaso callar para siempre a todo aquel venezolano que no esté de acuerdo con cualquier actuación gubernamental?
Actualmente tenemos una nueva situación en el país, expresada en las palabras y acciones de artistas, deportistas, periodistas y estudiantes, que están protestando el cierre del un canal de televisión con 53 años de trayectoria. Se trata de una nueva situación que no comprende el gobierno ni su sala situacional de Miraflores. Que no comprenden sus órganos de inteligencia, ni tampoco sus operadores políticos extranjeros. Una situación expresada en la actuación de gente común y corriente que no aspira al poder ni desea llegar a Miraflores a gobernar. Una expresión que sólo busca exigir el respeto a la sociedad y la vigencia de la democracia y de los derechos humanos.

Sin embargo, parece que esto irrita al gobierno y a su operador mediático Mario Silva, quien ha arreciado su conducta ilegal, sin que autoridad alguna lo impida.

Desde “Control Ciudadano para la Seguridad”, sólo exigimos el cumplimiento de la ley sin discriminación.

Por ello denunciamos públicamente al ciudadano Mario Silva conductor del programa La Hojilla, quien ha venido violando impunemente el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Constitución Nacional y las leyes.

Anuncios

1 comentario »

  1. Anonymous said,

    No vale la pena denunciarlo por ante un Fiscal que es una vergüenza por su abierta parcialización por el gobierno;ni por ante ningún tribunal porque ningún juez se va a atrever a condenarlo por su flagrancia.

    Es mejor dejarlo tranquilo que siga inoculando su veneno, que acumule méritos ante el país que lo obsserva abusivo delinquir en vivo y en directo, que tarde o temprano la propia base de apoyo del chavismo comprenderá que sujetos como estos hacen mucho daño a una sociedad; claro que está demostrado que él es un servil empleado del dictador.

    A fin de cuentas ¿qué se puede esperar de alguién que se autodenomina como “bachiller marginal terrorista comunicacional”?

    Sinceramente, un sujeto como este no merece ni siquiera la cárcel, sino ser internado en un sanatorio psiquiátrico para que se le práctique un tratamiento médico urgente, que intente recuperarle su salud mental, porque debe padecer algún tipo de patología mental, que lo ha enfermado seriamente, convirtiéndolo en un ser repugannte para el resto de sus conciudaddanos; frnacamente cuando lo veo siento asco y al mismo tiempo piadosa trsiteza y pena por él y su familia.

    En verdad, en vez de enjuiciarlo, deberíamos sentir mucha compasión por su alma.Debemos encomendarlo en nuestras oraciones, para que Dios se apiade de él…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: