junio 10, 2007

Actriz Crisol Carabal, Hace un llamado a HUGo CHavez

Posted in entrevistas, RCTV a 12:35 pm por sucedenvenezuela


“Al Presidente le pido escuche al pueblo que quiere retorno de RCTV”


Una de las artistas más versátiles, uno de los rostros más hermosos de nuestra TV y una mujer “con pantalones” y fortaleza es sin duda Crisol Carabal. Su talento es indiscutible, su don de gente a toda prueba y su trayectoria impecable y llena de reconocimiento. A raíz de la salida de RCTV, La Voz quiso entrevistar a esta estrella venezolana, que se formó y creció en el canal de Quinta Crespo.

-¿Qué sientes en estos momentos como artista y como venezolana?

-Una tristeza inmensa pues siento que se nos está quitando la libertad de expresión y ya no es un asunto político, ni si eres de un bando o de otro, se trata de la libertad. Y soy artista y me debo a todo tipo de público, por lo que pienso que no debe haber más división entre nosotros, tenemos que luchar por esa libertad que nos pertenece a todos.

-¿Qué representa RCTV para ti?

-Allí me formé, fue el canal donde inicié mi carrera, me dio muy buenas oportunidades a nivel profesional y en muchos momentos importantes de mi vida me apoyaron y eso es lo importante de un empresa, no tenemos que juzgarla ni tildarla de oligarca pues todos tienen derecho de estar, de tener otra visión.

-¿Qué mensaje le darías a ese pueblo que te admira y te sigue desde tus inicios?

-Gracias por el apoyo y el cariño durante estos casi 20 años de profesión, y de verdad les digo que no nos engañemos creyendo en ningún tipo de diferencias ni de divisiones, lo importante es que estemos todos juntos por la libertad, la paz y el amor.

-¿Qué le pedirías tú como artista al Presidente Chávez?

-Que oiga a esa gran parte del pueblo que clama por la libertad de expresión, por tener de nuevo a RCTV como tribuna y como fuente de trabajo para el gremio actoral, que a fin de cuentas trabaja por el arte, para crear en libertad.

-¿Y como mujer y ciudadana?

-Que luchemos todos unidos, Venezuela es un país de gente alegre, feliz, que quiere vivir en tranquilidad, no debemos pensar en crear resentimientos, odios ni envidias, sino en trabajar y estar en armonía; que los tienen tengan y los que no tienen también tengan paz.

-¿Qué opinas de la rectificación de Franklin Virgüez, que reconoció haberse equivocado?

-Todos somos seres humanos y tenemos nuestro derecho a rectificar y eso es lo importante, que aceptemos que todos nos equivocamos, lo importante es buscar soluciones y ponerlas en práctica.

junio 8, 2007

Ravell: "No le paso la Lengua a la Bota Militar"

Posted in entrevistas, medios, RCTV a 1:07 pm por sucedenvenezuela


Quiere que Chávez viva muchos años para que vea el país que dejará. Advierte que si concreta la amenaza con Globovisión, el daño a Chávez será peor que el que ocurrió con RCTV



Globovisión, no vio la transmisión que de las marchas de Radio Caracas Televisión hicieron algunos medios y, todo lo contrario, afirma que hubo censura o autocensura.

Lo dijo en un programa con César Miguel Rondón, por Unión Radio, y estaba muy contento porque gente de otros canales acudió a Globovisión, entre ellos muchos artistas, para apoyar a RCTV.

Habló de cómo la Policía Metropolitana persiguió a los estudiantes.

Esta es parte de su declaración: -Vimos en la Avenida Francisco de Miranda a funcionarios persiguiendo a muchachos que, si bien es cierto, en muchos casos tiraban piedras o botellas, la verdad es que una mayoría andaba con cacerolas protestando y pidiendo por la libertad de expresión. Esos videos los pasamos después de las once de la noche, cumpliendo con la Ley de Contenidos. Se lo advertimos al gobierno, vean estos videos, vengan a buscarlos para que amarren a sus locos. El otro punto es el supuesto magnicidio. El Presidente nos acusa, pero es la cosa más ridícula que yo he visto en mi vida.

Eso no aguanta un análisis serio de un psiquiatra, de un semiólogo, y ni siquiera de un babalao de los que haya podido contratar William Lara, quien tiene al Presidente metido en un enredo bien grande.

Primero, jugó posición adelantada y dijo que el Canal 2 iba a salir en todo el país, adelantándose a la sentencia express del Tribunal Supremo de Justicia.

Después le prometió al Presidente que tenían una programación digna para un canal de televisión público, pero anoche la película que transmitían era casi pornográfica y así son todas las películas que he visto, además de los documentales de animalitos y de focas bailando y de muchachitos patinando por las calles de Nueva York, todo de producción norteamericana.

O sea, le prometió que iban a inaugurar el canal con la película de Bolívar y lo que tenía era un trailer, no estaba lista, al extremo de que el Presidente no fue a la inauguración en el Teresa Carreño. Ydespués le dijo que Globovisión había llamado al magnicidio.

-Mira, Cesar Miguel, por gracia de Dios aquí había centenares de corresponsales extranjeros. Tú no tienes idea de la gente que se acercó ayer al canal a buscar esas imágenes que le están dando las vueltas al mundo. No sólo las imágenes de las agresiones policiales, sino las imágenes que supuestamente involucran a Globovisión en un magnicidio. El Presidente a cada rato habla de magnicidio, pero quién está preso en Venezuela por un magnicidio; el Presidente tiene manía persecutoria, porque aquí nadie lo ha querido matar. Yo creo que el Presidente tiene que vivir muchos años para que pueda ver en qué estado va a dejar al país cuando salga del poder. Este país, si se hace una encuesta ahorita, yo quisiera que el Presidente viera cuántos puntos tiene. Uno de los los grandes males del Presidente es la asesoría que tiene, la de un ministro que vive resentido, un ministro que lo está metiendo en un hoyo, porque yo sé que gente del alto gobierno no estuvo de acuerdo con tomar la medida contra Radio Caracas Televisión, de la manera como se tomó. Pero William Lara lo asumió como un caso personal.

-Alberto, un punto, si el Presidente te advierte, “cojan mínimo” y lo que flota en el ambiente es un eventual cierre, a lo mejor parcial, por algunas horas o definitivo, después de lo de Radio Caracas, y anoche ustedes presentan ese video tan fuerte, donde se ven pistoleros en las puertas de ese ministerio, allí en la Francisco de Miranda, y ya este señor Silva, pues, en paralelo en el Canal 8, en el Programa La Hojilla, que como decías, parece ser la voz editorial del régimen, ya advierte que eso era suficiente para cerrarlos, ¿no fue una provocación de parte de ustedes haberlo exhibido? -En absoluto, se lo advertimos al gobierno, vamos a pasar dos videos, véanlos, véanlos porque allí hay brutalidad policial y ustedes, si quieren ponerle coto a eso, tienen que ver los videos. Los vamos a consignar en la Fiscalía, se los vamos a mandar al ministro Chacón y al vicepresidente Rodríguez, nosotros no hicimos eso escondido, lo hicimos a las once de la noche y estaba el alcalde de Chacao ahí, que es a una de las personas que han querido involucrar en los sucesos de esa zona, aunque en el video tú ves cómo la policía de Chacao lo que trata es de mediar entre gentes que tenían hasta rifles con miras telescópicas, que se ven allí, allí están las caras. La gente que fue a atacar a Globovisión fue con niños encapuchados y mostramos los videos, y había motos de la alcaldía de Barreto en esa concentración y te puedo decir que la gente de Bernal no estaba presente el día que intentaron asaltar a Globovisión y que no la asaltaron y no terminaron de meterse porque la gente del canal salió a defenderse y se quedaron en shock cuando vieron que María Fernanda se le acercó a uno y le bajó la capucha y le dijo “no sea cobarde, enséñame tu cara que yo te estoy mostrando la mía”, y salieron las mujeres abogadas a la calle y se fueron corriendo los asaltantes. Parecía que tenían un cassette metido y repetían el mismo discurso de Fedecámaras, acusándonos a nosotros de acaparadores de alimentos, porque era el cassette que tenían puesto era el de Fedecámaras.

-¿A ti, acaparador de alimentos? Sí, bueno, yo los acaparo cuando me los como, no los guardo.

-Alberto, han sido días muy difíciles, y por lo visto esto no se detiene acá, hoy viene una nueva jornada que a lo mejor también traerá, en fin, algo de turbaciones y perturbaciones del orden público y tienes, pues, amaneces hoy con esa, no espada de Damocles, sino con esa amenaza directa, directa del Presidente de la República.

-La espada de Damocles la tenía el Presidente cuando un amigo de él, un amigo del proceso, un actor que fue la figura estelar de Por estas Calles, le pidió arrodillado que rectificara.

-Ahora, ¿cómo te preparas por si viene…si el Presidente concreta su amenaza? -Bueno, si el Presidente concreta su amenaza allá él, él tendrá que evaluar el daño colateral que ya le ha causado al tema de Radio Caracas, yo no quiero pensar en el que pudiera causarle Globovisión. Y déjame decirte otra cosa, César Miguel, estamos reventando la sintonía, o sea, te puedo decir que le ganamos en horarios a Venevisión el domingo ese, y que Globovisión, un canal nada más con dos ciudades abiertas, teníamos ayer la mitad de la audiencia de Venevisión. Eso no se ha visto en ninguna parte del mundo. El Presidente pensó que esta era una lucha personal contra Marcel Granier. Aquí esta lucha ha sido contra los televidentes que ven el canal, contra los artistas, contra los periodistas, contra todo el país, y el mundo entero se ha dado cuenta de que aquí estamos a punto de pasar de un sistema a otro. El cierre de Radio Caracas Televisión es una raya amarilla, es un capricho del Presidente, que ya tenía cinco canales para dar un buen ejemplo de televisión pública y si tú ves los cinco canales, tú mismo tendrías que decirme qué tipo de canales son. Y que el Presidente le de un apoyo público a un programa que transmiten en el canal de los venezolanos, donde el propio presidente de ese canal ha dicho que pusieron todo el canal a disposición de las elecciones del Partido Único, le da apoyo al programa que más difama, que más ataca, que más se mete con la gente, que más denigra, entonces, qué puedes esperar tú de un gobierno que habla de democracia, de un gobierno que acusa a los medios de que en los sucesos de abril la circunstancias eran otras, que hubo un black out informativo. César Miguel, aquí hubo, y yo lo denuncio, un black out informativo el día del cierre de Radio Caracas Televisión, porque el único canal que informó ese día fue Globovisión. Aquí hubo una autocensura y censura impuesta por el gobierno. Hay medios que se arrodillaron y le pasaron la lengua a las botas de los militares que están en la mayoría de los cargos de este país.

-Alberto, te agradezco mucho, pues, que nos hayas atendido en la mañana de hoy.

Habla desde la Clandestinidad Militar Venezolano

Posted in entrevistas, militares, represión a 12:57 pm por sucedenvenezuela


Permanece en la clandestinidad. Nos dijo que era necesario enviarle un mensaje al país y se considera un perseguido político. Él es capitán retirado (GN) Javier Nieto Quintero, con quien conversamos en el mundo virtual

Es buscado por todos los cuerpos de seguridad del país. Lo acusan de conspiración. Los cuerpos de inteligencia revelaron que estaba en contacto con varios militares. Él dice que eso no es delito alguno. Ha dicho cosas duras contra el presidente Hugo Chávez.

Permanece en la clandestinidad. Nos dijo que era necesario enviarle un mensaje al país y se considera un perseguido político. Él es capitán retirado (GN) Javier Nieto Quintero, con quien conversamos en el mundo virtual.

Es un hombre muy inteligente. Incluso sus más férreos adversarios le reconocen que fue un militar destacado.

“Sí compañeros, asumo ser un ciudadano venezolano preocupado, que sirvió 18 años en la FAN, en fronteras, en sitios inhóspitos, y que hoy ha sentido en deber de expresar lo que muchos militares activos quisieran gritar a los cuatro vientos”.

Nieto Quintero estuvo varios meses recorriendo el país mostrando y comentando la película La fiesta del chivo, que trata del fin del régimen del dictador dominicano, Rafael Leonidas Trujillo.

Este joven militar fue señalado como parte de la operación que trajo a un grupo de paramilitares, detenidos en El Hatillo. Nieto era militar activo de la Guardia Nacional. Nunca le demostraron nada, pero pagó casi dos años de cárcel en Ramo Verde. Al salir de allí fue relegado en su componente y se vio obligado a pedir la baja.

-Se ha dicho que usted tendría armas para derrocar al gobierno y que estaría contratando a unos policías para hacer saboteos. ¿Qué responde a eso? Es totalmente falso la imputación que el Ministro de Interior a través del Ministerio Público levantó en mi contra. Dicen que es por unos supuestos fusiles y personal que yo estaba preparando. De ser así asumiría mi responsabilidad y hubiera actuado con certeza. Pero no es ese el camino. ¿Por qué tanto ensañamiento?.

-Respóndame usted.

-Porque a través de Nueva Conciencia Nacional (NCN), que es un movimiento político, pacífico, democrático y en defensa de los derechos civiles y apoyo a los presos y perseguidos políticos, veníamos realizando visitas a diferentes sitios del país, especialmente a los sectores populares.

-¿No estaban conspirando con eso? -Estábamos alertando al pueblo, animándolo y organizándolo respecto al futuro de Venezuela. Debo asumir que es un movimiento no violento, guiado por el espíritu de la verdad y el cumplimiento del deber.

-¿Como qué cosas les decían? -Que el país fue victima de un fraude electoral y que este gobierno es ilegítimo. Creo en el sistema democrático pero presumo que el momento histórico ha cerrado las vías electorales e institucionales y nos obliga a utilizar herramientas como el artículo 350 de la Constitución. Para este gobierno la mayor rapidez en el cambio es directamente proporcional a la mayor concentración del poder y con ello ha vulnerado derechos civiles y políticos. Ha destruido instituciones como los poderes públicos, la FAN, PDVSA y el BCV. En fin con NCN hemos estado contagiando gente bajo este discurso y movidos por la Ley más grande que mora en todo ciudadano: la voz de la conciencia.

-¿Y por qué ese contacto con militares? -Porque he sido vocero del sentimiento de angustia, preocupación y desacuerdo que muchos miembros de la Fuerza Armada tiene en contra de este gobierno, especialmente de mi querida Guardia Nacional. La GN está hoy indefensa frente a una inminente defenestración y/o debilitamiento bajo el criterio de un gobierno que ha golpeado una institución por la ineficiencia, avaricia, genuflexión y servilismo de los hombres que la dirigen.

-¿Crees que es retaliación? -Es posible Sebastiana. Denuncié por ejemplo que dentro de la reforma constitucional se piensa excluir a la GN como cuarto componente de la FAN. También dije que la nueva Policía Nacional, va a ocupar prácticamente todos los servicios institucionales de la GN.

Señalé la miseria socioeconómica en que vive nuestra tropa mientras donamos fortificaciones y helicópteros militares a otros países. Denuncié que el deterioro moral es tal que hoy existe en la FAN y el alto gobierno un famoso Cartel de los Soles.

-Ese cartel sería el autor de la muerte de Mauro Marcano.

-Yo lo denuncié y no ha pasado nada. En toda la historia de la FAN, desde que se gesta el ejército libertador de seis naciones hasta nuestros tiempos, nunca se había ofendido la base moral y ética de la Fuerza Armada como hoy, en donde descaradamente se obliga a sus miembros a gritar patria-socialismo-o-muerte.

-¿Le molestó la presencia de los cadetes en aquel acto político de los días de abril? -Sí, porque se arrastra en sus principios lo más sagrado que ha tenido esta noble institución: el cadete. Lo hacen para confundirlos en un mitin partidista y ordenarles gritar consignas políticas.

-¿Se presentará ante los tribunales? -He tenido que ir a la clandestinidad y posiblemente al exilio con mi familia, porque no existe hoy en Venezuela estado de derecho y tengo información precisa de que este gobierno quiere hacernos daño a mi vida y a mi familia. Envío un mensaje de ánimo, de fe y esperanza a todos quienes hoy se están movilizando por la defensa de los derechos civiles, un saludo especial a mis compañeros de NCN, Dios los bendiga a todos.

-¿Hay una acusación formal en su contra? -Mi abogado dice que he sido acusado de estar conspirando.

Supuestamente estaba buscando 50 personas que tuviesen conocimiento sobre armas largas. Es falso, creo que el gobierno sabía que yo tenía comunicación con algunos compañeros con mando de tropa.

-¿Por qué no intentar aclararlo ante la justicia? -No me presento ante la justicia porque cuando me presenté la última vez, exactamente el 10 de mayo 2004, por estar luchando bajo la misma causa, estuve privado de mi libertad 2 años. No habiendo elementos de convicción fui acusado, mi familia fue humillada y ultrajada. Salí absuelto y nadie me retribuyo los daños ocasionados, más bien se me prohibió la entrada a cualquier unidad militar y se le prohibió al personal militar que hablara conmigo. No creo en la independencia y autonomía de los poderes públicos en el país.

-¿Te identificas como de oposición? -Estuve de acuerdo con levantar la voz de protesta frente al viejo sistema político adeco-copeyano corrupto y clientelista, sin embargo hoy es evidente que si bien ha ocurrido un cambio de aparente preocupación por los mas necesitados, los vicios del pasado han llegado al punto máximo de la descomposición: más corrupción, más populismo, más demagogia, más burocracia ineficiente, más clientelismo político, y absoluta dependencia y sumisión de todos los poderes e instituciones al poder ejecutivo.

-¿Cuál es la salida política? -Desearía que fuese electoral y pacífica. Creo en la democracia y soy cristiano, hombre de paz, pero es evidente el hambre de poder que reposa en el actual jefe de gobierno, para ellos el fin justifica los medios y están dispuestos a todo por permanecer en el poder. No tengo dudas que en el tiempo perfecto de Dios y bajo las circunstancias que Él considere oportuna y con los personajes que Él utilice como instrumentos, sucederá en el país una gran rebelión cívico-militar, esperemos con el menor costo social posible, que ponga fin a esta dura experiencia.

-¿Es irreversible que seguirá en la clandestinidad? -Por ahora estoy en la clandestinidad, pero para asegurar la tranquilidad de mi familia es posible que solicite asilo político en algún país democrático, desde donde pueda seguir luchando por Venezuela y atender mi familia.

junio 6, 2007

Habla Yon Goicochea

Posted in entrevistas a 6:43 pm por sucedenvenezuela

“Seguiremos en la calle cada vez que se violenten los derechos”
Sin discursos que inciten a la violencia, o la separación entre “ellos” y “nosotros”, Yon Goicoechea, secretario general del Consejo de Representantes Estudiantiles de la Universidad Católica Andrés Bello, enfatiza: “El Estado es una parte del cuerpo político y donde su función es hacer cumplir la ley, promover la prosperidad y establecer el orden, además de administrar los recursos públicos. Conscientes de esto se acude a la calle en exigencia de las libertades fundamentales consagradas en la Constitución Nacional”.

No le teme a la calle, tampoco a la disidencia. En esta oportunidad el representante estudiantil que el pasado lunes se subió en una tarima improvisada en la plaza Brion de Chacaíto para exigir al Gobierno la restitución de la señal de Rctv en defensa de la libertad de expresión y la pluralidad informativa, mostró su apego a la igualdad, por lo que tampoco es de la tesis que “Teves deba salir del aire”.

Goicoechea afirma: “no estamos para defenestrar a nadie del poder, menos somos agentes secretos de gobierno alguno, estamos en la calle para afirmar la creencia en Venezuela y en la exigencia de que el Estado garantice nuestros derechos”. Y es que como discípulos de la familia de San Ignacio de Loyola expresa que enaltecer el debate es el propósito de los estudiantes que hoy se encuentran en las calles. “El lugar natural de la verdad es el intercambio verbal entre los hombres, la verdad brota del diálogo, de la discusión, de la conversación…”.

Cordones de seguridad les impidieron a los estudiantes llegar en marcha a la sede de la Defensoría del Pueblo el pasado martes. Allí fueron recibidos en comisión, mientras la conocida ballena y el rinoceronte de la Policía Metropolitana les aguardaban frente a la plaza Morelos. Lo mismo sucedió cuando se propusieron llegar a la sede de la Asamblea Nacional el pasado viernes, para exigir del cuerpo legislativo que “recogieran sus palabras que descalificaban a los estudiantes en los discursos de la sesión del jueves”. Esta entrevista se desarrolló en el recorrido de Chacaíto hacia el Tribunal Supremo de Justicia, por la ruta que había sido programada con la Alcaldía de Libertador tres días antes, desafiando el cambio que en un “madrugonazo” les fue dado cuando se disponían a salir.

-¿Qué es para usted la libertad? -Es un derecho de todos, eso es lo que está en juego aquí, ella no pertenece a un solo sector y no está condicionada por el gobierno de acuerdo a la visión que le caracteriza. La libertad de expresarse pasa por el derecho de manifestar y la libre protesta.

-¿Qué se proponen con las visitas a los poderes Moral, Legislativo y Judicial? -Que se ga- rantice y proteja el derecho a la manifestación, y que sean garantes del Estado de derecho en el país.

-Estas protestas estudiantiles han sido calificadas de atípicas. ¿Tienen resistencia? -Estamos convencidos de que la única resistencia son las ideas, no creemos en otra que no sea la innovadora y la creativa. Apostamos por la resistencia pacífica y transformadora.

-¿Esta organización estudiantil estaba programada?
–Cada universidad tenía su pro- pia organización. Chacaíto el pasado lunes fue el punto de encuentro de cada una de ellas. El respeto y las coincidencias por un país mejor es lo que nos ha encontrado. A la lucha estudiantil no la mueven las agresiones, ni planes ocultos para acabar con los poderes establecidos. Los órganos internos de cada una de ellas – de las universidadespermitió la articulación de los propósitos comunes.

-¿Qué pasó después de la mediación de la Conferencia Episcopal entre ustedes y la Asamblea Nacional? -Estamos a la espera de un dere- cho de palabra en la agenda de la próxima sesión, supe que ya el diputado Ismael García entregó el documento en secretaría, ahora esperamos la acción para el ejercicio democrático.

-La marcha nacional convocada para hoy ¿qué expectativas tiene?
–La han convocado las autoridades y los estudiantes, allí estaremos. Se está alerta ante las situaciones que se generen en las alcabalas y peajes para llegar a Caracas. La acción de intereses colectivos y la medida cautelar solicitada al TSJ deberá velar por el normal desenvolvimiento de este acto.

-La magistrada Luisa Estela Morales los recibió…
–Pero la solicitud es a la Sala Constitucional, no a una persona.
LO DIFÍCIL DE LO POLÍTICO
Como los griegos, el gobierno civil “es el de los hombres libres e iguales”. El Estado y los entes del gobierno son los responsables ante el pueblo de la administración de los recursos públicos. La política es el arte de hacer bien las cosas y lograr la mayor satisfacción en los ciudadanos y ciudadanas. En el caso venezolano, es un Estado democrático y social de derecho y de justicia.

Desde que se iniciaron las manifestaciones de calle de los estudiantes, han tratado de deslindar su accionar de lo político, definido ahora por Goicoechea.

-¿Por qué dicen que no son políticos?
–Como concepto ampliamente comprendido, somos políticos, en una sociedad que crece. Estamos seguros de que tenemos una responsabilidad con el país y de allí lo diferente de la manera de manifestar.

-Pero sí es un acto político tomar las calles…
–Desde la perspectiva, que ser político no es una parcialidad o militar sólo en un partido, sino como concepto ampliamente comprendido en una sociedad que se une para lograr sus fines, y que ella prospere, tenemos una responsabilidad con Venezuela.

-Pero se “sataniza” la militancia en los partidos…
–No, ellos también tiene su derecho. -El oficialismo dice que ustedes tienen detrás a estructuras de partidos opositores…
-Ellos deben leer mejor el momento histórico. Estamos no para crear confrontaciones.

EL LIDERAZGO QUE EMERGE
Constitución en mano, los estudiantes exigen el respeto por los derechos fundamentales consagrados en ella.

Sin mostrar interés por la polémica y consciente del momento en que debía dejar de declarar, Yon Goicoechea perfiló el liderazgo emergente.

“El liderazgo es de varios tipos. El líder puede defender sus ideas con vehemencia, puede defender la idea de otro con vehemencia, o puede defender las ideas universales con vehemencia. Nosotros defendemos las universales, los derechos políticos y sociales y eso pasa por ser un punto de encuentro entre factores polarizados que no se respetan entre sí, las universidades le decimos al país… hay futuro”.

-¿Qué papel juegan entonces los estudiantes?
–Un punto de encuentro en una sociedad polarizada, y estamos en la calle para dejar la semilla de un reencuentro.

abril 20, 2007

Hablan las hijas de Chávez

Posted in entrevistas a 12:26 pm por sucedenvenezuela


Las Infantas Bolivarianas, otorgarón una entrevista a una periodista Cubana lógicamente, donde vuelven a sacarle punta al 11 de Abril… Una de ellas con mucha alegría dice que quiere a Fidel como a un abuelito
¿Qué pasó con las hijas del Presidente el 11 de abril?

La historia aparece con la siguiente entrevista realizada
en La Casona por Rosa Miriam Elizalde, periodista,
quien vino de Cuba especialmente
para escribir y preguntar.

Rosa Virginia:

— El 11 de abril, poco después del mediodía, me fui a Miraflores con Pedro Manuel, mi novio –ahora mi esposo. Él quería ver a su mamá, que trabajaba allí, y yo, a mi padre. No había modo de entrar al Palacio. Las marchas habían bloqueado las entradas y yo insistía: “Vámonos adonde mi papá”. Me empeñe tanto que Pedro no tuvo más opción que llevarme en una motocicleta.

Le di un abrazo a mi padre y me quedé en una oficina próxima a la suya. No tenía una noción exacta de lo que estaba ocurriendo; sólo veía las caras tristes. Como a las siete o las ocho de la noche, pedí entrar a verlo.

Estaba uniformado. Hacía tiempo que no lo veía vestido así. Me dio un radio y me pidió que estuviera al tanto de lo que ocurriera. Se le notaba preocupado.

Cuando lo abracé, me eché a llorar: “Quédate tranquila, que no me va a pasar nada. Cuida a tus hermanos y yo los llamo más tarde”.

María Gabriela me esperaba, junto con mi hermano Hugo y mi sobrina Gabi. Como a las diez de la noche llamó papá agitado: “Tienen que salir de ahí ya. Váyanse. Salgan inmediatamente de ese lugar”.

María, Huguito y yo nos fuimos a una casa en Río Chico. Nos acompañaba el Gocho, un oficial muy leal a mi papá y varios guardias que, después de llevarnos hasta allí, se fueron. Dijeron que si ya no éramos los hijos de un presidente, ellos no tenían por qué custodiarnos.

Como a las tres de la madrugada sonó mi celular. Era mi padre.

Supongo que estaba a punto de salir del Palacio o camino a la Comandancia del Ejército. No le pregunté. Quería saber si estábamos protegidos: “Sí, sí, papá, estamos bien”.

Nos habíamos quedado solos: María, Huguito, Gabi y yo. ¿Qué íbamos a hacer? Cuando él llamó a las nueve de la mañana del 12 de abril desde un celular que le prestaron en Fuerte Tiuna, no pude hablar. Me ahogaba el llanto. “Quédate tranquila, hija. Todo estará bien” –trató de calmarme.

“Pásame a tu hermana”. Yo solo pensaba: lo van a matar, esos asesinos golpistas lo van a matar y lloraba por él y por el dolor y la preocupación que sentía por nosotros, sus hijos y su nieta.

María Gabriela:

— No hablé con él en la madrugada del 12 de abril, cuando lo sacaron de Miraflores. Conversó rápidamente con Rosa y yo traté de no crear mayores tensiones de las que ya teníamos.

Siempre he sido así, más tranquila.

Recuerdo que el 3 de febrero de 1992 –tenía 12 años- estuve toda la tarde en la casa de una compañera haciendo un trabajo de la escuela y cuando regresé, mi mamá y mi hermana estaban llorando.

“¿Quién se murió?” -pregunté con mucha calma. “María, por favor” –me respondió Rosita. “Mete toda la ropa que puedas en una maleta” -dijo mi madre. Eran las nueve de la noche.

“¿Para dónde nos vamos a esta hora?”.

“Para Barinas”. Allá estaban mis abuelos y era lejos, como a seis horas de nuestra casa. “¿Qué está pasando?” Mamá me entregó un papelito que había enviado mi papá, donde estaba escrito algo así: “Rosa, María y Hugo, mis bendiciones para siempre. Los llevaré dondequiera que esté hasta el último momento”. Me asusté. Pensé, como ellas, que lo iban a matar. Pero en vez de llorar, les di ánimo.

Volvía a vivir una experiencia similar diez años después, en la mañana del 12 de abril de 2002. Vi a Rosita llorar cuando oyó la voz de papá. Tomé el teléfono. “Papá, otra vez preso…, ¡qué broma es esta! ¿Dónde estás?”. Pensé que seguramente él quería comunicarnos algo de mucha urgencia y yo deseaba transmitirle serenidad. No lloré.

Me explicó que estaba preso en Fuerte Tiuna, en el Regimiento de la Policía Militar y que había que denunciarlo.

Estaba, además, muy preocupado por nosotras: “Papá, yo tengo miedo. Estamos solas, pero vamos a cuidarnos bien. Nos vamos para la casa de Wicho –Luis Reyes Reyes— “¿qué te parece?” “Muy bien, váyanse para allá y cuídense”. Inmediatamente me dijo que llamara a Fidel, que él era el único que podía hacer la denuncia internacional e insistía: “Dile que soy un presidente preso, que yo no he renunciado”.

Hablamos unos tres minutos.

Rosa Virginia

— Nuestros teléfonos no tienen salida internacional y había que llamar rápidamente a Fidel. Mi hermana habló primero con Diosdado Cabello y luego se comunicó con la pizarra central del Palacio de Miraflores. Allí estaban los muchachos leales a mi padre. Los golpistas no los habían despedido, ni habían cambiado la gente de protocolo. Mi hermana les habló por lo claro: “Soy María Gabriela y necesito que llames a Fidel Castro, a Cuba”. Y casi de inmediato tuvo comunicación con él.

María Gabriela: — Cuando escuché que me habían comunicado con la oficina de Fidel me eché a llorar. Me derrumbé. Apenas oyó mi voz, él me dijo: “María, ¿cómo estás?”. Su voz era muy suave. “Fidel, ayúdanos por favor”. “Cálmate, María”. Yo estaba desesperada. “Mi papá me pidió que te dijera que si muere hoy, es porque será leal a sus convicciones hasta el último momento.

Me dijo expresamente que te lo dijera a ti”. Le conté también toda la conversación.

A medida que le hablaba, me libraba de un enorme peso. Sabía que Fidel no nos abandonaría.

Hubo un momento, incluso, en el que sonreí: “Bueno, tienes que anotarlo…” –le respondí. “No, no, dímelo, que yo me lo aprendo”. “Fidel, es muy largo”.

“No, no, dímelo”. Se lo empecé a decir y cuando íbamos por el séptimo número me comentó: “Espera, espera, sí es demasiado largo”. Entonces él lo anotó. A partir de ahí y hasta el regreso de mi padre a Miraflores, me llamó cada media hora. Fue Fidel el de la idea de que hablara con Randy Alonso, el conductor de la Mesa Redonda, el programa de la televisión cubana que tuvo una gran repercusión internacional, en un momento en que la mayoría de los medios venezolanos se hicieron cómplices del golpe.

Recuerdo que le comenté a Fidel que yo era muy tímida, que tenía temor a hablarle a los periodistas. “Tranquila, María, que Randy es un amigo”. “Por mi papá hago lo que sea”. “Es lo que esperaba de ti” –me contestó, y poco después me llamó Randy.

Rosa Virginia

— Salimos para Barquisimeto. En el camino, mi tío Adán recomendó a María Gabriela que siguiera con Gabi y Huguito, pero a mí me pidió que regresara a Caracas para intentar ver a mi padre en Fuerte Tiuna y dar allí una batalla con los abogados.

Pensábamos que sería difícil para los militares golpistas resistir a la presión de un familiar, particularmente de la mayor de sus hijas. El problema en ese momento era que estaban piando las horas y no habíamos vuelto a saber de mi padre. Cada minuto de silencio multiplicaba el peligro.

Llamamos al número que quedó registrado en mi teléfono cuando él nos habló, pero allí nadie contestaba.

Temíamos por su vida.

Llegué al apartamento de mi novio y vimos la autojuramentación de Carmona. Las tensiones crecían y las esperanzas de poder ingresar a Fuerte Tiuna eran cada vez menores. Mi novio insistió: debía ir de nuevo rumbo a la casa de Luis Reyes Reyes y reunirme con mi hermana. Allí estaría a salvo. Eso hice. Llegué a Barquisimeto en la madrugada del 13 de abril, sin haber comido en todo el día.

María Gabriela:

— Los golpistas tenían pánico.

Habían estado cambiando de sitio a mi papá ese jueves 12 de abril dentro de Fuerte Tiuna. Finalmente, decidieron sacarlo de allí. Unos amigos que estaban dentro de la fortaleza militar me llamaron y me dijeron que a papá lo habían sacado del Regimiento de la Policía Militar durante la noche.

Llevaba una bolsa en la cabeza. No sabían para dónde lo habían trasladado.

Como hablaba cada media hora con Fidel, le conté. Ahí volví a declarar en el programa de Randy.

Fidel me animaba y me pasaba las informaciones que él tenía. Yo hacía lo mismo. Le conté que mi abuela estaba en crisis, porque le habían dicho que a papá le habían disparado en una pierna.

Fue un rumor que circuló el 13 de abril, cuando los militares leales pidieron la libertad del Presidente. Se corrió la noticia de que los golpistas no lo querían liberar, porque Chávez estaba muy golpeado. Fue el único momento de nuestras múltiples conversaciones en que a Fidel se le quebró la voz.

Sentí que estaba choqueado, mientras yo lloraba con desesperación. Sin embargo, se recuperó y me dijo: “Cálmate. Vamos a esperar. Veremos qué dicen más adelante. Cálmate, María”. Pero yo sentí su dolor a través del teléfono.

Rosa Virginia:

— Un teniente de la Aviación, que ahorita trabaja con nosotros, me llamó desde Maracay. Era seguro: mi papá estaba en La Orchila y lo iban a rescatar. Hugo, mi hermanito, estaba muy preocupado y preguntaba constantemente por nuestro padre, pero era nuestro sostén en aquellas circunstancias.

Tenía una gran confianza en que todo saldría bien. Conoce bien a los militares, porque acompañaba a mi papá a los cuarteles. Es muy valiente.

Creo que pasó un siglo antes de que el teléfono volviera a sonar. Era el teniente. “Aquí tengo a tu papá”. Había mucha bulla al fondo –el helicóptero, la gente gritando, los abrazos— y yo lo escuchaba entrecortado: “¿Papá, estás bien? ¿Te golpearon?” “No, estoy bien, tranquilas. De aquí a un ratico nos vemos en el Palacio. ¿Ustedes están bien? ¿Dónde están?” Sólo quería saber de nosotros. En eso se cayó la llamada. Mis hermanos me hicieron repetir como quinientas veces el diálogo con papá.

Vimos por la televisión el regreso de mi padre a Miraflores y luego nos fuimos al aeropuerto de Barquisimeto.

Allí nos esperaba un avión que nos trasladó al Palacio.

María Gabriela:

— Cuando llegamos a Miraflores, papá estaba descansando. Apenas entramos, nos dijo: “Llegaron las guerrilleras”.

Nos tiramos los tres hermanos encima de él para ver si lo habían golpeado. Le revisé las piernas, los brazos, la cara. Los tres lo tocábamos, nos colgábamos de su cuello, lo besábamos.

Era la locura. Y así nos pusimos a contarle lo que habíamos vivido y él a nosotros. En eso llamó Fidel y nos fuimos a dormir. “Como mínimo tendrán ahora una transmisión en cadena de ocho horas” –le dije a mi hermana.

—¿Desde cuándo Fidel comenzó a llamarte “la heroína?”

– Cuando mi papá regresó a Miraflores, Fidel me dijo que iba a darme un título. Le contesté: “¡Qué bueno, Fidel! Porque dudo que pueda graduarme de Comunicación Social”.

Tenía entonces muchos problemas en la universidad, pues en esa carrera mis compañeros, casi todos de familias de escuálidos, eran muy hostiles conmigo.

“Te tomo la palabra. Dame el título, que no quiero estudiar más allí”.

Entonces me dijo: “Eres una heroína”.

Fue un gesto precioso.

Nos conocimos antes del año 2002 y siempre sentí por él un afecto especial.

Cuando a Fidel le dio aquel mareo mientras pronunciaba un discurso en La Habana, me puse muy mal. Mi padre lo llamó y le dijo: “Aquí tengo a María, que estuvo llorando porque su abuelo estaba enfermo”. Fue así.

La relación que puede haber entre mi padre y él se manipula mucho, como si por ser jefes de Estado no pudiera existir entre ellos un profundo cariño. En esos días del golpe de abril, Fidel no sólo fue un estadista preocupado por la suerte de otro presidente, sino un gran amigo de los venezolanos, alguien que compartió con todos nosotros lo que pudo haber sido no sólo una tragedia familiar, sino una gran tragedia nacional. No me avergüenza decir que lo quiero como a un abuelo, porque él quiere a mi padre como a un hijo”.